Según la mitología egipcia, Apophis es el dios de la oscuridad y la destrucción. Es una serpiente enorme cuyo objetivo es engullir a Ra para evitar que salga el sol y que se rompa el orden cósmico.

Apophis era el mal con el que había que luchar para contenerlo; sin embargo, nunca sería aniquilada, solo era dañada o sometida, ya que de otro modo el ciclo solar no podría llevarse a cabo diariamente y el mundo perecería. Para los antiguos egipcios era necesario que existiese el concepto del mal para que el bien fuera posible.

Los egipcios creían que, cuando el cielo se teñía de rojo, era a causa de las heridas provocadas a Apophis. También, interpretaron que los eclipses eran obra suya, en la lucha en la Duat.

Ahora, la Tierra se ve expuesta a un peligroso asteroide bautizado como Apophis, si quereis saber mas datos escuchar este interesantisimo podcast.